Después del Satsang

 

 “Es muy fácil hablar de realización cuando tienes la barriga llena,” dijo el hombre, montado en su bicicleta (hablaba con dos mujeres con hoodie), “pero qué tal cuando tienes tres hijos y no tienes trabajo por tres meses. Un pastor cristiano me dijo que por cada veinte dólares que le diera, Dios me regresaría mil. ¿Pero dónde está Dios? Sigo esperando su respuesta. Le pido ayuda y no veo respuesta.”

Abre los ojos de tu corazón, mira: en todas partes está Dios ~Mooji

   “Dobla la rodilla,” le dije, tratando de ofrecerle consuelo. Él me veía atento, pero escéptico, como si ya hubiera escuchado ese sermón muchas veces. “¿Has hecho eso, doblar la rodilla?”

   “Ya me siento bien,” dijo, “ya me curé.”

   Se retiró del satsang. Tiempo después, le di gracias a Dios por mostrarme lo que soy.

Comments