Posts

Showing posts from May, 2019

Una noche emblemática del bienestar soñado por un buscador espiritual llamado Johan o, todo es fatuo

“Todo puede suceder en la noche,” me dijo una gurú esotérica en una velada nostálgica, hace ya algunos años, cuando yo era académico en una universidad de California.

En esta ocasión, lo que sucedía era una charla entre dos actores en la gran obra de Dios. Él, un místico de la vía transpersonal, yo, un jnani en vías de recuperación. Ambos, unas olas en el océano llamado Dios, usted lector, simplemente nada, nada en la nada de Dios.

“Yo hago mi chamba,” me dijo Johan, “y Él hace la suya. Pues yo tengo una fe inquebrantable en la promesa de que, si yo hago mi chamba y sigo su programa de liberación que la escuela ofrece, Él me regresará el sano juicio que perdí hace muchos años, cuando yo era un niño risueño en la infancia. Quiero regresar a ser niño y tengo las posibilidades de hacerlo. Pues tengo la creencia de que si yo hago mi chamba, Él hará la suya.”

“¿Estás diciendo que sabes la voluntad de Dios?,” me atreví a preguntar sorbiendo mi té de ginger.

“De acuerdo a sus directrices, sí…

Buscador espiritual, algo más

Acerca del buscador espiritual podemos agregar que su naturaleza misma puede ser detestable para los que no son (y los que son) buscadores espirituales.

Y por qué podría ser detestable el buscador espiritual. Porque sigue siendo un falso yo, pero es un falso yo que se ha puesto la máscara de un personaje pulcro, limpio, incluso, superior a los demás: no hace cosas malas, no tiene pensamientos sucios, ya que ‘él hace prácticas elevadas que los demás seres ordinarios no comprenden porque su conciencia no está evolucionada para entender esos menesteres, pues solo unos afortunados (como 'él') los pueden entender.'


Quién es el buscador espiritual.

El buscador espiritual queda evidenciado como aquel que piensa que eligiendo una estrategia (sistema, método, práctica, filosofía, tratamiento, etc) puede eliminar el sufrimiento.

La palabra clave aquí es eliminar.

Quizá si ese buscador espiritual practicara cierta técnica —que promete resultados milagrosos para eliminar el dolor o sufrimiento—, entonces pudiera encontrar eso que tanto anhela: una existencia feliz y armoniosa. Un cappuccino awakening, como dice Mooji.

Podemos decir entonces, que el buscador espiritual es hijo de la adversidad, de los problemas, del dolor. Un buscador espiritual, es un personaje dolido.

¿Libre Albedrío?

"Cuando estás enfrascada escribiendo un poema, ¿acaso estás pensando, ‘Mira, tengo libre albedrío y lo estoy aplicando al escribir este poema, soy muy maja?' No. La escritura sucede por sí misma, como todo lo demás en esta vida."

"Disculpa, mon ami, no tendré libre albedrío para algunas cosas, como escribir un poema, pero tengo libre albedrío para otras, por ejemplo hacer una llamada telefónica o elegir a dónde girar el volante al conducir el auto."

"A esa postura la comparo con decir, 'Estoy embarazada a medias'. O se está embarazada, o no. No hay medias tintas. Hay o no hay. No puede haber libre albedrío para unas cosas y para otras no. Eso sigue siendo que no hay libre albedrío, pues libre albedrío implica libertad. La libertad en toda decisión, acción. No hay libertad a medias."

"Por lo tanto, la sensación de que tengo libre albedrío para unas cosas, es parte del libreto, es solo un pensamiento que me hace pensar eso, para darme la im…